Reeducación Postural, Pilates, Movimiento

10razones de peso para ir a
10 BENEFICIOS DEL PILATES DESPUÉS DE LOS 60

“Cuando me jubile me apunto a Pilates, que ahora no tengo tiempo”, he oído tantas veces a pacientes que acuden a tratamiento a menudo debido a problemas de columna.

Nos han dicho que una vez cumplimos los 60, la vida es para descansar. Cuando han terminado nuestros años en activo dentro del mundo laboral, se presupone que debemos alejarnos de la actividad y centrar nuestros días en vivir tranquilos, pero ¿Crees realmente que eso es lo mejor para tu salud física y emocional?

Probablemente has crecido pensando que la transición de la mediana edad hacia la condición de “persona mayor” significa disminuir el ritmo, tomarte la vida con más calma. Por un lado, seguro que tu estilo de vida se relaja. Sin embargo, eso no significa que tengas  que estar en casa sentado o, como mucho, dar tranquilos paseos alrededor de la manzana.

El ejercicio y la vida activa es la mejor receta para continuar conservando el buen ánimo y una salud excelente.

 El Pilates Terapéutico es una forma estupenda de enfrentarnos al deterioro físico asociado con el envejecimiento y la vida sedentaria. 

 

El Pilates es un método de ejercicios de corrección postural donde trabajas la flexibilidad, la fuerza y resistencia muscular. También la coordinación y el equilibrio, que de forma tan dramática se ven deteriorados con el paso de los años.

Sobre todo, el Pilates hace hincapié, a través de sus ejercicios, en el trabajo del transverso del abdomen, la parte baja de la espalda, de manera que conseguimos una faja natural que nos da una mayor estabilidad y control de nuestros movimientos.

 

Una rutina de Pilates incluye de 25 a 50 ejercicios repetitivos de entrenamiento de fuerza y flexibilidad, siempre unido a un control postural, por lo que resulta altamente adecuado a todas las edades, en especial a partir de los 60 años, donde la práctica de ejercicio físico es fundamental para prevenir la tan temida aparición de la osteoporosis.

 

No es el envejecimiento el que nos obliga a tomarnos con calma la vida, sino la perspectiva de que necesitamos descansar más de lo necesario. El cuerpo humano es una máquina que necesita estar continuamente en mantenimiento. Si lo cuidamos a través de una actividad física regular, ejercicios como los que forman parte del Pilates y una buena nutrición, podremos disfrutar de una vida de calidad durante muchos años.

Y es que relajar el ritmo de los hábitos saludables (como el ejercicio regular y una buena nutrición) es el factor principal en los problemas relacionados con la edad, como la pérdida muscular excesiva, el deterioro de la densidad ósea, la disminución de la fuerza  y la capacidad aeróbica, además de las dificultades con el equilibrio y la flexibilidad.

 

A continuación, paso a contarte los que son para mí los

10 beneficios imprescindibles que obtendrás al hacer Pilates a partir de los 60:

1.-El Pilates no te exige que hayas hecho deporte durante toda tu vida para obtener sus beneficios a medio plazo. Con un poco de esfuerzo bien planificado, puedes hacer que tus años de declive se esfumen y puedas empezar a disfrutar del proceso de tener una vida saludable a través de los ejercicios que te propondré.

2.-Si te has mantenido activo durante toda tu edad adulta, es probable que conozcas tu cuerpo lo suficientemente bien como para reconocer tus puntos fuertes, tus limitaciones naturales y las áreas que debes mejorar. Con el Pilates podrás ir trabajando todas estas cuestiones de forma orgánica y natural, fortaleciendo tus puntos débiles y manteniendo tus fortalezas físicas.

TamañoWeb_Fisioaviles_  (6)

3.-La rutina de ejercicios de Pilates es ideal para principiantes. De hecho,  un error común es pensar que el Pilates es sólo para los atletas profesionales o bailarines. Aunque precisamente estos grupos fueron los primeros en adoptar el Pilates dentro de sus rutinas de ejercicios, no son los únicos que pueden beneficiarse de este enfoque para el entrenamiento de fuerza. Con el Pilates Terapéutico de manos de Fisioterapeutas especializados sacarás todo tu potencial.

4.-Pilates es una metodología de ejercicios muy terapéuticos, que te ayudaran a disminuir tus dolores musculares y articulares, ya que trabajaremos acorde a tu estado físico y teniendo en cuenta tu patología previa. De este modo la progresión siempre va a estar controlada por un especialista.

5.-El Pilates es una de las rutinas más magníficas para mantenernos el forma. Mediante la práctica del Pilates con regularidad, se puede lograr una serie de beneficios para la salud imprescindibles para continuar nuestra vida con normalidad. El Pilates  mejora la fuerza de nuestra base y la estabilidad.

TamañoWeb_Fisioaviles_  (7)

6.-A nivel postural es una disciplina muy beneficiosa ya que también trabaja y corrige nuestra postura, para aliviar o prevenir sobre todo problemas de espalda. Si padeces Hernia Discal, escoliosis, artrosis, Espondilitis, o cualquier patología que afecte a tu columna vertebral, el Pilates con un Fisioterapeuta especializado es tu ejercicio.

7.- Además, a través del Pilates mejoraremos nuestro equilibrio y coordinación de movimientos. Esto es fundamental para prevenir caídas o tropezones, que acarrean en muchas ocasiones, lesiones importantes como esguinces, fracturas de cadera,… y que van a limitar nuestras actividades diarias.

8.-El Pilates ayuda a mejorar la  flexibilidad, lo cuál te ayudará a poder manejarte con más comodidad en tu día a día, al realizar las típicas rutinas (subir y bajar del coche, levantarte de un sofá muy bajo, recoger cosas del suelo..)

9.-Mejora tu atención y concentración. Es fundamental que turante la clase de Pilates estés concentrado en todo momento, tanto para realizar las instrucciones de tu fisioterapeuta, como para tener plena conciencia de tu postura y movimiento. Esto te va a ayudar a que tu cerebro esté activo.

10.- Por último, y no menos importante, vas a conseguir relajar tu cuerpo y tu mente al mismo tiempo. El conocimiento de tu cuerpo y de tus movimientos, el ritmo de los ejercicios y la sensación de ir retando a tu cuerpo consiguiendo cada vez más amplitud en tus movimientos, mayor fuerza, y menores episodios de dolor, te van a aportar un plus de paz interior, tranquilidad y relajación.

Si quieres disfrutar del Pilates Terapéutico de la mano de Fisioterapeutas especializadas en Postura y beneficiarte de todas sus características e iniciarte en un centro de confianza y trato personalizado, no tienes más que llamarnos o pasarte por nuestro centro.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales y así ayudaremos a más personas.

RPG
¿Es tu postura la culpable de ese dolor de espalda?

Vemos cada día como existe una gran relación entre una mala postura y el dolor de espalda.

Las estadísticas nos dejan datos alarmantes. Según estudios realizados, entre un 80 y un 90% de la población ha sufrido en algún momento de su vida dolor de espalda.

La cronificación de estos dolores es a menudo frecuente y como sufridor de esta dolencia, en ocasiones ya no sabes donde acudir.

Por mi experiencia veo cada día personas con este problema, y te aseguro que un porcentaje muy grande de ellos tienen asociado su dolor con un desequilibrio postural de su cuerpo.

¿Cómo? ¿Una mala postura puede ser el origen de tanto sufrimiento?

Una mala postura es el origen de multitud de molestias, dolores y patologías de tu cuerpo.

 

Como la máquina perfecta que es, tu cuerpo se va acomodando a todos esos malos hábitos posturales creando compensaciones que te alivian el dolor, y te dejan seguir con tu vida, pero que a la larga van a producir un mayor malestar.

Al principio van a ser pequeños avisos, como cansancio, rigidez, tensión.

Una postura correcta es aquella que cumple con la máxima de la ley del mínimo esfuerzo y mayor eficacia. Es decir, la más eficaz para su cometido con el mínimo gasto energético. Por esta razón, cuando no tienes una postura equilibrada, vas a notar, sobre todo al final del día, un cansancio que no se debería corresponder con tu actividad.

Si no les haces caso, al final tu cuerpo va a decir “¡Basta ya!”, y  su forma de hacerse notar va a ser en forma de calambres, hormigueos en manos o pies, dolor importante sobre todo en la zona lumbar, cervical, dolores de cabeza, tensión mandibular,…. y un largo etc…

¿Y si reeducamos tu postura? Te presento la Reeducación Postural Global (RPG)

Gracias a la RPG, el fisioterapeuta analiza la postura de cada persona y ofrece un tratamiento global que devuelve a los músculos y articulaciones a su estado saludable.

Los músculos que alteran nuestra postura no actúan en solitario. Cuando hay que realizar una acción importante se unen unos a otros en su acción para tener más fuerza, distribuir la tensión, y así poder resistir más, o realizar con eficacia su cometido. Es decir, que están muy bien organizados en forma de cadenas. Por este motivo, cualquier problema o dolor es capaz de provocar una tensión en cualquier otro punto del cuerpo para aliviarse.

Un tratamiento adecuado deberá tener en cuenta la globalidad de la persona, actuando a la vez en toda la cadena muscular acortada.

Te propongo un abordaje de tu salud más individual, más global y buscar por fin el origen de tus dolores.

 

Los pilares de la RPG son:

- Individualidad: Cada persona es única. Única en la forma de su cuerpo, su flexibilidad, su genética, sus vivencias, su trabajo, sus tensiones, y la forma en que responde a todos estos estímulos. Es por eso por lo que cada persona requiere un tratamiento adecuado a todas estas características únicas.

- Causalidad: Para que el tratamiento sea eficaz y duradero o definitivo, habrá que tratar, no solo los síntomas, sino también tratar y buscar la causa que los produce.

- Globalidad: En el tratamiento abordamos el cuerpo en su conjunto. De esta forma evitamos trasladar las tensiones hacia otra zona.

Con todo esto vamos a conseguir:

Alivio de tu dolor de espalda, o esa lesión de rodilla que vuelve una y otra vez. Piensa que una mala posición de algún segmento articular te puede provocar un montón de problemas.

Evitamos las compensaciones que hace que nuestro dolor vaya de un lado a otro. Hoy la espalda, mañana el pie, pasado un hombro. Vamos a buscar un equilibrio completo.

Corregir las deformdades. Algunas son imperceptibles y otras no tanto. Es un tratamiento muy eficaz en problemas infantiles como la escoliosis, las rodillas valgas o varas, etc….

Si han diagnosticado a alguno de tus hijos de Escoliosis, ven a vernos.

 

En definitiva, como siempre, tratamos de mejorar tu calidad de vida.

Cada mes tenemos un día especial de la Postura. Durante ese día hacemos evaluaciones posturales sin compromiso a nuestros pacientes y seguidores que quieran. Las plazas son muy limitadas así que te recomiendo Suscribirte a Nuestro Boletín de Noticias y serás el primero en enterarte de la próxima sesión de Evaluaciones Posturales.

¿Te ha gustado? Comparte en tus redes y así ayudaremos a más personas

LLENAMOS LA MOCHILA DEL COLE

Cómo llenar la mochila para que no dañe la espalda de nuestros hijos

Ya tenemos nuestra mochila y un montón de libros, libretas, pinturas, ceras, tijeras, diccionario,…. ¿Y ahora qué?

Desde hace unos años, la mayoría de las editoriales ya han editado sus libros de texto por trimestres, lo cual ha reducido de forma significativa el peso que nuestros hijos tienen que llevar al cole. Sin embargo, sigo pensando que el material es excesivo.

El peso que el niño debe soportar en su espalda no debe superar el equivalente al 10% ó 15% de su peso.

Esto puede variar según la constitución, la edad y el estado físico del niño.
Si este porcentaje es superado de forma continuada provocamos un aumento de presión en las articulaciones y esto produce dolor.

La forma de distribuir el material dentro de la mochila debería ser del siguiente modo:

1.- Que lleve sólo el material que realmente necesite para el día siguiente.

En los primeros años escolares podéis preparar juntos la mochila. De este modo, le enseñarás a repartir el peso dentro de la mochila y evitarás que se sobrecargue la espalda. Tampoco tiene sentido que lleve a cuesta sus juguetes para ir al colegio. Con el tiempo debes dejar que el niño se haga él mismo la mochila para que aprenda a asumir responsabilidades. Bastará con que controles cada cierto tiempo el contenido de la mochila. No te puedes hacer una idea de las cosas que he llegado a encontrar en la mochila de mi hija…

2.- Los libros de texto pesados o las carpetas deben ponerse al fondo, cerca de la espalda.

Recordemos que esta parte de la mochila está acolchada y protege la espalda del niño o niña. De este modo el peso se repartirá correctamente por toda la espalda. Las cosas más ligeras, como pequeños cuadernos, estuches o tijeras deben ir delante de todo o en bolsillos exteriores. Debes procurar que el peso se distribuya equitativamente a ambos lados de la mochila, para que ambos hombros carguen por igual.

3.- Colocación de la mochila.

Tan importante como cargar la mochila, es colocarla a la espalda. La colocación correcta de las correas es muy importante para la comodidad del niño a la hora de llevar la mochila. Asegúrate de que los tirantes estén igualados. La mochila debe estar bien amarrada a la espalda y acabar en la nuca a la altura de los hombros.

 Si las correas se han ajustado mal y son muy largas, el peso de la parte inferior de la mochila recaerá en la zona lumbar, aumentando la curvatura de esta zona, lo cual perjudicará la estática de su espalda, y con el tiempo, dolor lumbar.

 Si por el contrario, las correas no se han colocado correctamente y son demasiado cortas, la mochila presionará la zona de la nuca y tu niño se inclinará hacia adelante, lo cual puede dar lugar a dolores cervicales y rigidez muscular.

4.- No llevar la mochila colgada de un solo hombro.

Esto creará una asimetría, al menos postural en su columna, al llevar todo el peso colgado de un solo lado.

5.- Si has decidido una mochila con carrito.

Procura que lo empuje hacia delante con ambas manos. Llevarlo arrastrando con una sola mano detrás de él, provocará un exceso de peso en un solo lado y con una posición rotada de su columna, que puede provocar dolor con el tiempo.

Por último, procura que tu hijo o hija haga ejercicio de forma regular. Y con esto no me refiero a que lo apuntes a mil disciplinas deportivas, que en ocasiones les produce un estrés exagerado para su edad.

Me refiero a que se muevan. A que salten y corran por el parque. Que salgan en bici o hagáis una escapada por el monte el fin de semana. Que vayan al cole y a otras actividades andando. En definitiva, evita el sedentarismo en tu vida y en la de tus hijos e hijas. Es uno de los mejores hábitos que puedes transmitirles.

Y termino como la semana pasada. Te  invito a que nos sigas. Porque para nuestros suscriptores tenemos noticias exclusivas, consejos de salud y ofertas exclusivas. Además, le haremos una evaluación postural a tu hijo o hija. Arriba a la derecha de esta página encontrarás el formulario de suscripción.

Si notas que le duele la espalda de forma muy habitual, le han diagnosticado una escoliosis, cifosis o cualquier otra patología, llámanos.

Le haremos una evaluación sin compromiso y te explicaremos la mejor forma para ayudar a tu hijo o hija. Recuerda llamarnos para pedir tu cita. No pierdas esta oportunidad solo para nuestros suscriptores.

Si te ha resultado útil este post, compártelo y así ayudaremos a más personas.

7 COSAS A TENER EN CUENTA CUANDO ELIGES TUS CLASES DE PILATES

El Pilates está de moda

Todo el mundo hace Pilates, y en todos sitios vemos letreros de clases de Pilates. ¿Pero dónde debes ir? ¿Cómo se si una clase es buena o no? ¿Puedo hacer Pilates con una hernia discal o si tengo Fibromialgia?

Para empezar, el Pilates no es un deporte, es una actividad física que integra Postura, Tonificación, Movimiento y Conciencia Corporal . Una disciplina compleja que requiere de personal formado y unas condiciones adecuadas.

Vamos entonces con nuestros 7 puntos a tener en cuenta.

1º- La sala debe ser cómoda y tranquila.

El Pilates requiere concentración, por lo que una sala donde haya demasiado ruido o se escuche música de la clase de zumba de al lado, nos desconcentrará y no aprovecharemos bien la clase. Además de no oír bien las indicaciones de nuestra profesora.

2º- Personal cualificado.

Yo recomiendo que sea Fisioterapeuta formado en el método. ¿Por qué? En otro post más adelante os daré muchas razones, pero las principales son que va a conocer de primera mano tus dolores y tus desequilibrios y tendrá muchas herramientas para poner a tu disposición y que el Pilates sea una forma de tratamiento. Además, te dirá si el Pilates es para ti, o te recomienda otro tipo de terapia o actividad.

3º- Antes de empezar

Es importante que te hagan una buena exploración postural e historia clínica, donde queden reflejadas tus enfermedades, dolores más habituales, dificultades de movimiento.

 Esto va a ayudarte a tener una clase donde se tendrá en cuenta esta problemática y sacarás máximo partido a la práctica del Pilates

TratamientoPilates2

4º- Grupos reducidos.

No me explico aún cómo se puede corregir posturalmente a 20 personas a la vez. Un grupo de tantas personas no es Pilates, es una mezcla entre gimnasia de mantenimiento y cualquier cosa menos Pilates.

El ejercicio de Pilates debe ser dirigido y corregido para que el beneficio sea óptimo y prevenir lesiones musculares por una mala práctica. Lo ideal es entre 1 y 5 personas.

5º- El trabajo con máquinas.

Siempre que puedas, acude a clases con máquinas. El Pilates suelo es fenomenal. Sin embargo las máquinas te van a dar un plus de control postural y del movimiento. Nos permite facilitar o dificultar ejercicios. Controlar la postura cuando hay dolor. Retar al cuerpo a mejorar su equilibrio y coordinación. Ganar fuerza sin provocar dolor.

En caso de que optes por clases de Suelo, es importante que tengan material variado para facilitar y dificultar ejercicios y modificarlos buscando nuevos objetivos.

6º- Que tengan un amplio horario de clases.

De esta forma podrás recuperar algunas clases de los días que no puedas acudir.

7º- Suelo pélvico.

El suelo pélvico, con algunos ejercicios sufre un aumento de presión, lo cual puede dañar tu suelo pélvico. Si en tus clases, te recuerdan que contraigas tu suelo pélvico sobre todo en algunos ejercicios, estás en buenas manos.

Hasta la semana que viene.

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tus redes y así ayudaremos a más personas: